05 septiembre 2009

Recurrir



Meditaba sobre el verano, allá por la primavera, que la estación estival me iba a servir para trabajar todo lo que pretendía. Sin embargo, no ha sido así, y no por desgracia. Ciertos individuos me raptaron casi todo el verano, y entre gastos y desgastes me han hecho olvidar mi mesa y utensilios. Mi pobre Wacom recoge polvo en su cara y mi afilador empieza a oxidarse. Tengo hasta miedo a retomar mi hobby, por llamarlo de alguna forma. Pero el verano acaba, y sí por desgracia. Espero que el retorno a la rutina sea leve, y que sepan perdonar que cuelgue algunos dibujos viejos, o que ni siquiera pensaba colgar. Son trabajos de años pasados, unos retratos de La isla del tesoro, y descartes de Tolón Tolón, entre otras sandeces.
Nada más! Salud!





4 comentarios:

alkerme dijo...

Estupendos, pero no tan buenos como los que quedan por hacer...


Saludos

Alury dijo...

Creo que lo del verano no te ha pasado a ti sólo!!!!!! XD

Un beso

Agustín dijo...

Todo lo que colgas es brutal, sea viejo o nuevo, que mas da!!!!

saludetes!!

Clementine dijo...

Budija cactus lejano, primero sueña y luego dibuja todo lo que sueñes. Siempre te recuerdo de madrugada.

:*