30 junio 2010

Relatos ilustrados o viceversa VII: O algo así.


Sostenía el violín con maestría, y recuerdo que rogó que la disculpásemos por si tocaba con los ojos cerrados. Dijo que así no solo estaba tocando, sino sintiendo.
Me senté en la última fila, sin pensar en la música, pero teniéndola en consideración. Su cabello en espiral hacía juego con la cola del vestido, como un laberinto, seguir su recorrido me llevaba a ninguna parte. Sentí por aquel instrumento de cuerda una terrible envidia.
Se apoyó en la banqueta, pero mantuvo uno de sus pies en contacto con la tarima. Con su mano derecha sacó de las profundidades de su pelo rizado un arco para el violín, con el que pareció apuntarme durante un momento. Empezó a tocar, más bien a abocetar una melodía, aunque los músicos prefieren llamar a este proceso "afinar".

Y aunque yo quería hacer como ella, cerrar los ojos y sentir, no pude dejar de mirar.

10 comentarios:

Becko dijo...

Yo tampoco puedo dejar de mirar! =)

Ana dijo...

Me encantan tus dibujos, y también tus relatos,y como dice Becko: yo tampoco puedo dejar de mirar este buen trabajo que haces.
Saludos
:D

Metalsaurio dijo...

Muy buen rela-bujo / dibu-lato :D

Un saludo!

alkerme dijo...

Caramba no dejas de sorprenderme, me encanta esa muchachita y el apoyo del texto ¿Qué me dices? además poético y todo...
Interesante...

Un saludo,

Noe Cabo dijo...

Precioso, me encanta la luz! Me gustan mucho estos relatos ilustrados que haces, pero este en concreto creo que es el que más. En espera del siguiente :)

Guille Rancel dijo...

Muchas gracias a todos!
A mí también es lo que más me gusta, pero me cuesta mucho escribir.
Sigan pasando.

aLba * dijo...

yo sentía , mirándola ....

CAPÉ; dijo...

Me gusta su pelo y esa sensualidad que solo consiguen los instrumentos.

Un beso!

Dafne dijo...

hola hola! fabulosos tus trabajos, enserio son geniales al igual que tus relatos, te agrego a favoritos :3

Telloh dijo...

Crack que eres un crack! saludos desde Lanzarote maquinoteee